Etiqueta: aniversario

Reinventamos el Afterwork con motivo del 10º aniversario

Nadie sabe a ciencia cierta quién fue el inventor del afterwork. Nadie. Como todas las cosas importantes y geniales de la humanidad, como la hamburguesa, la canción del verano o el primero que mezcló vino con casera, sus orígenes son absolutamente desconocidos. Lo que está claro, y esto ya es un hecho irrefutable, es que el hecho de tomarte unas cervezas con los amigos al salir del trabajo: a) es muy saludable y te arregla casi cualquier problema. Y, b) no se llama “tomarte-unas-cervezas-con-los-colegas” así, todojunto, se llama Afterwork. Ya hemos en otras ocasiones de las terminologías en inglés, pero esto es así, todavía no decimos weekend como los franceses pero tiempo al tiempo.

Pues lo dicho, que tienes un día de esos en la oficina, un día en los que no te sale nada y estás frustrado deseando trabajar para tí mismo (si trabajas para otros), o trabajar en una gran empresa funcionarial en la que tengas menos presión (si trabajas para tí mismo), y entonces te suena el teléfono, o te llega un whatsapp más bien, que lo del teléfono queda muy de mayor, y te vas a tomar una cervecita pronto con los amigos. Y entonces todo se olvida, charlas, bebes una o dos cervezas, picas algo y, si tienes suerte, a lo mejor están poniendo algún partido en las pantallas. Y regresas a casa y todo es bien.

En Ito-Ita celebramos nu   estro décimo aniversario. Por ello, el día 23 de noviembre, damos el pistoletazo de salida con el primer súper Afterwork. Tendremos, en primer lugar, una presentación especial de Mahou Alhambra Reserva Roja.

Para que no decaiga la fiesta, un saco en directo nos amenizará la tarde. Y cómo todo puede ser susceptible de mejora, si reservas mesa para cenar te regalamos la botella de vino y, de postre, Tanquerai estará sirviendo de manera exclusiva los mejores gin tonics.

No te lo pierdas, porque los días siguientes hay más. Sólo en Ito-Ita.

Halloween en Ito-Ita

En esta vida, una de las cosas más difíciles, pero también más importantes, es saber adaptarse. La historia que os cuento tiene lugar hace algunos años, estando yo pasando el fin de semana en la casa que tiene un amigo mío en la Sierra de Madrid, cuando descubrí que existía Halloween.

Al calor del fuego, porque en aquel fin de semana hacía el frío que tenía que hacer para esa época del año y no este calor impropio que sufrimos ahora, estábamos los amigos reunidos tomando una copa, después de cenar pronto.  Sin venir a cuento, sonó el timbre.

Mi amigo se levantó, sus hijos jugaban fuera y supuso que eran ellos. Yo no entendía muy bien porque la puerta estaba abierta y, durante todo el día, entraban y salían a su antojo. Mi sorpresa fue mayúscula al abrir la puerta y econtrarnos, junto con los hijos y sobrinos de mi amigo, varios niños vecinos, todos ellos disfrazados que, como un solo hombre, gritaban: “Truco o trato, truco o trato…”

Lo más curioso de todo es que mi amigo tenía todo preparado y les dio caramelos y demás.

Sí, ahí me di cuenta que Halloween estaba entre nosotros. Como todo lo americano, ya está en España y está para quedarse.

 Orígenes de la fiesta

Halloween se celebra el 31 de octubre, víspera del Día de Todos los Santos, y tiene sus raíces en un antiguo festival celta para celebrar el fin del verano y el fin de la temporada de cosechas. También sirve para dar comienzo al “año nuevo celta”, coincidiendo con el solsticio de otoño.

Además de Halloween, también tiene otros nombres más latinos como Noche de Brujas, Noche de Muertos o Noche de Víspera de Difuntos y se ha celebrado siempre en Estados Unidos por su herencia irlandesa. Durante la noche se creía que los espíritus de los difuntos caminaban entre los vivos, y se realizaban fiestas y ritos sagrados que incluían la comunicación con los muertos. Por ello, era habitual colocar una vela encendida en las ventanas para que los muertos encontrasen su camino hacia el más allá.

Así que ya sabes, no te pierdas la comunicaciones de las próximas fechas con motivo de Halloween. Más sorpresas y eventos divertidos en Ito-Ita.